Siluetas.

A veces me regodeo en el recuerdo de tu silueta, para hacerte volver a mi cuerpo, para volverte real. Puedo recrear el perfecto baile de sombras que dibujabas cada noche en todas las paredes de mi habitación. Tengo que admitir que me gusta encontrarte en cualquier lugar demasiado abarrotado de gente y me declaro adicta a los…

Solo a pequeñas dosis.

A veces algo duele tanto, tan fuerte, que solo podemos permitirnos dejarlo salir en pequeñas dosis. Que deshacer el cuerpo hasta caer derrotados no siempre es suficiente, como si uno solo no fuese capaz de contener tantos golpes. Ni siquiera una mente es capaz de olvidar las penas de una sola vez. Parece que a…

Uno más, siempre.

Qué putada son todos los cumpleaños verdad? Que putada es ver como un par de figuritas nos plantan cara, ardientes, dulces… que preciosa ironía no creen? Tanto que a todos nos jode, absolutamente a todos. Nos jode, sí. Nos revienta mirar hacia atrás y ver como todos los minutos recorridos nos explotan en la memoria,…

Quiero.

Quiero perderme entre tus sábanas otra vez, quiero recordar tu voz y tu silencio. Quiero perderme entre tu cuerpo entero, hasta los huesos. Quiero enredarme en tus besos y volver a saborear la delicia de tus labios. Quiero eliminar distancias para así poder seguir el ritmo de tu respiración y contar todas las veces que…

Idas y venidas.

Éramos dos cuerpos, dos universos totalmente distintos. Eramos recuerdo y olvido en una misma escena, nos convertimos en actor y espectador de aquel drama romántico manchado de realidad, donde nos encontramos con algunas noches de pasión y sueños y con otras tantas de  soledad. Éramos la rima perfecta de una poesía extraordinaria pero en ocasiones…

Momentos con oportunidades extraordinarias.

Apareció de la nada, como un torbellino por la puerta del local preguntando por alguna cabina cercana él sonrió débilmente porque sencillamente no recordaba ninguna cabina en las calles de la ciudad ahora atestadas de parquímetros y ciclistas invadiendo todas las aceras. Ni siquiera él sabe porqué, quizás fue la muchacha le resultó graciosa, algo…

Debía, pero no lo hice.

Recuerdas aquella frase de “no te vayas nunca de mi lado” ? Menos mal que no me hiciste caso … Recuerdo que la dije susurrante, con el éxtasis aún borboteándome en las venas, se deslizó de entre mis labios sutil, volátil. Sin embargo había una convicción extrema en ella, cómo si en esa frase no…

Hoy soy mi reina.

Tengo un cajón lleno de por si vuelves y un millón de besos ahorcados en la punta de mi lengua. Tengo, la mala costumbre de quererme más a solas que en compañía y supongo que en el fondo me pierde una buena cama vacía. Pero no es tu culpa, ni la mía porque hoy en…

Barreras.

Y dime como se dejan caer las barreras que con tanto empeño he conseguido levantar, cuéntame cómo hiciste para dejar que otra voz fuera el bálsamo que tus oídos necesitan. Dime en qué momento se supone que debo dejar de añadir piedras a este castillo al que ya le sobran demasiadas habitaciones vacías. Porque te…

Hoy me cansé.

Estoy cansada de volver siempre al mismo lugar, y ya no sé qué hacer con todo lo que me dejaste. Sé que he intentado miles de veces hacerte desaparecer de todo cuanto me rodea pero me parece más complicado de lo que creía. Y muy a mi pesar sigo despertándome cada mañana preguntándome cómo pudiste,…

Inocencia.

Que cuando el dolor nos llena no nos queda más remedio que encerrarnos en nosotros mismos y tenemos la mala costumbre, o quizás buena, de recuirnos en cualquier rincón, en cualquier cama para lamernos las heridas, para llorar las penas, para intentar rehacernos de algún modo. Y llega un momento en el que nos invade…

Observa.

A veces es divertido verla debatirse consigo misma, ver como intenta no dejarse salir del todo, como mide cuidadosamente todas sus palabras, como intenta controlar sus expresiones. Es extenuante, desesperante incluso llega a ser irritante ver como se muerde la lengua cuando algo no le gusta y es que por una vez me gustaría saber…